www.lavozdeavila.com

El mediador

Es perfectamente conocido que el ser humano es un animal territorial, a la vez que de grupo. Este grupo siempre necesita un territorio concreto sobre el que desarrollarse. Como mamífero colectivo necesitó de un espacio que dominaba para alimentarse y reproducirse. Todas las culturas, civilizaciones, imperios, reinos o simples etnias han necesitado un territorio sobre el que expandirse. Esos límites territoriales son hoy los conocidos como estados, la defensa de esa extensión ha dado lugar a las “Defensas de la Patria”, y a los hoy famosos nacionalismos.

Un abismo que creíamos que ya estaba totalmente superado porque lo hemos cruzado muchas veces en ambas direcciones es el del Nacionalismo. El estudio que tienen que llevar a cabo Yony le obliga a ser extremadamente cuidadoso porque la línea intermedia es muy frágil y puede resultar muy fácil confundir al lector. Y más si este lo hace de buena fe y con intención de entender de verdad, y superar de una vez por todas, este antiguo y profundo abismo en las relaciones humanas entre grupos.

El Yony que nos está estudiando, como buen observador imparcial, se siente decepcionado acerca de lo mucho que nos cuesta a los españoles, como colectivo, entender, y por ello cruzar, el paso del abismo entre, Izquierdas y Derechas.

Ya se ha publicado, y forma parte de la literatura actual, una frase que puede ayudarnos a plantear la cuestión acerca de los posibles abismos mentales, y su cruce. Dicha cita es: “No hay más cadenas que las que atan nuestra mente”.

Mitos modernos

Ya he explicado en muchos artículos anteriores que los administrados, o gobernados, son todas aquellas personas que, o porque ya han pasado, o no han llegado, o prefieren mantenerse al margen dedicados a sus quehaceres o empresas, están fuera de la jerarquía administrativa y no participan en los órganos de control y dirección de ese Grupo Social Organizado. Vamos, a lo que otros prefieren llamar, “el pueblo llano”.

Las élites del mundo catalán, desde que se conoce su historia, siempre han sido élites más de comerciantes y empresarios ligados al mundo mercantil y fabril, aunque tuviesen en sus inicios título nobiliario. Su principal característica es que estamos ante burgueses ricos que quieren defender unas costumbres, lengua y creencias propias.

Mitos modernos

Creo imprescindible explicar qué es el “liderazgo” y cómo funciona. Por tal se entiende el poder máximo de dirección de un colectivo, tenga el tamaño que tenga. Es el que marca los objetivos, pautas de conducta, fijación de las jerarquías, etc. Pues bien, en un grupo inicial, en la prehistoria, este liderazgo era estrictamente físico.

Mitos modernos

Defiendo en todos mis artículos que, hoy, debemos abandonar de una vez por todas el mundo de los Mitos, y entrar de lleno en el mundo del conocimiento. Ya se habla a todas luces de, la sociedad del conocimiento. Es hora ya de aplicarlo al mundo social de las conductas, del derecho, y sobre todo, de la Política.

Las nuevas élites, si quieren de verdad construir un mundo nuevo para el futuro, han de superar todos y cada uno de los viejos Mitos. La superación de los viejos conceptos ideológicos, dogmáticos y crípticos ha de ser total.

La definición popular de élite no difiere mucho de la expresada en la RAE. Comenzando por el diccionario, Este nos dice que es “Grupo minoritario y selecto de personas, animales o cosas”.

A Yony le cuesta mucho aceptar que nos es muy difícil a los Humanos entender el concepto de Especie. O más que entenderlo, aplicarlo. Ello nos impide comenzar a diseñar relaciones sociales y construcciones políticas manejando dicho concepto y aceptando que podemos correr y saltar, defender o protestar, pero al final, se oponga quién se oponga, o se retarde lo que se retarde, todos terminaremos conviviendo como lo que somos: Una única Especie con relaciones estables y permanentes.

Muchas veces en la historia del pensamiento humano se ha escrito sobre el concepto de Esperanza. Yony no es ajeno a ese conocimiento de nuestra forma de pensar y su evolución.

Yony conoce de forma técnica, al explicar los grupos sociales, que la plasmación política del instinto de la territorialidad, unido a la característica de la Especie Humana, de ser una animal de grupo, nos lleva automáticamente al llamado, Nacionalismo. Todos sabemos que por dicho nombre se conoce: “la defensa a ultranza de la nación y la cultura propia, es decir, a la que una persona cree pertenecer”.

Yony sabe explicar el problema actual en Cataluña porque en sus centros de formación –algo que aún estamos muy lejos de hacer en el planeta Tierra- ya se explica a los alumnos de forma científica cuáles son las emociones que provocan la conducta del ser humano.

Dada la premura de los hechos, a Yony no le queda más remedio que observar lo que está sucediendo estos días en Cataluña. Para él y los que viven en su cultura es muy fácil analizarlo desde el punto de vista técnico y científico, sin embargo los habitantes del planeta Tierra, y aun peor para los ciudadanos españoles actuales, les resulta más difícil porque lo ven desde un punto de vista ideológico y bastante mítico.