www.lavozdeavila.com

Covid

La Comunidad de Castilla y León recibe esta semana, en el marco de la novena remesa ministerial, 54.800 vacunas frente a la COVID-19, correspondientes a dosis de Pfizer-BioNTech (35.100 unidades) y de AstraZeneca-Universidad de Oxford (19.700), sin que esta semana, por segunda ocasión consecutiva tras el anuncio realizado por la compañía de ajustes en su sistema productivo, se hayan distribuido unidades de Moderna.

La semana arranca en Ávila con malas noticias en cuanto a mortalidad se refiere: cuatro personas han perdido la vida a cuenta del Covid-19 en apenas unas horas, tras registrarse récord desde la primera ola con 15 muertes en los últimos siete días.

Castilla y León registra hoy 192 nuevos casos de la enfermedad COVID-19, con lo que su número actual acumulado es 206.977; de esa cifra, 200.179 han tenido confirmación a través de pruebas de infección activa.

En la última semana se ha abierto expediente sancionador a 65 personas por su participación en seis fiestas que se celebraron incumpliendo las medidas sanitarias adoptadas en la lucha contra la COVID-19. El importe total de las sanciones ronda los 150.000 euros.

El Consejo de Gobierno ha decidido prorrogar las medidas extraordinarias para la contención de la COVID-19 en Castilla y León, decisión que se adopta a la vista de los últimos informes que reflejan la negativa situación epidemiológica y asistencial en el conjunto territorial autonómico durante los últimos días.

El séptimo envío ministerial incluye por primera vez 9.800 dosis de AstraZeneca y la Universidad de Oxford para su uso en la estrategia autonómica de vacunación.

Pese a que la propagación del virus se va conteniendo poco a poco gracias a las restrictivas medidas adoptadas por la Junta de Castilla y León, Ávila sigue sufriendo los daños de la pandemia de la peor forma posible: con tres decesos más.

Tras la enorme propagación del virus, una cifra de contagios inusual e incluso de récord y la gran presión asistencial, el Covid-19 nos ha demostrado su peor cara con la peor semana en cuanto a mortalidad desde que se iniciase la segunda ola.

Pese a que los nuevos casos de Covid-19 cada vez son menos, los fallecimientos, en cambio, parecen no dar tregua a Ávila, que ha registrado su peor semana desde la letal primera ola de la pandemia.

Ávila es una de las ciudades españolas que más ha sufrido las restricciones derivadas de la pandemia. Esto ha llevado en la presente 'tercera ola' a una contención significativa de nuevos positivos, pese a que aún se registran por decenas a diario. Sin embargo, la provincia se enfrenta jornada tras jornada a nuevos fallecimientos tras dos semanas consecutivas con 14 decesos.

La Junta de Castilla y León, la Fundación CEOE y CEOE Castilla y León han programado para las próximas semanas nuevos cribados entre las empresas y trabajadores de Castilla y León dentro del Plan Sumamos Salud+Economía, que tiene como objetivo la contención de la COVID-19 mediante la realización de test masivos a los trabajadores.

La Consejería de Sanidad ha confirmado este lunes la muerte de una persona el pasado domingo en Ávila a causa del Covid-19, por lo que se cierra la semana de nuevo con 14 fallecimientos, igualando la nefasta cifra de la anterior.

El pasado miércoles Ávila no registró ningún fallecimiento por Covid-19. Una pequeña victoria que permite a la provincia coger aire tras un mal arranque de semana tras los 14 decesos de la anterior.

Tras la semana negra en cuanto a mortalidad por Covid-19 que ha vivido Ávila, el lunes arranca con dos decesos más en solo 24 horas, uno en una residencia de mayores y otro en el Complejo Asistencial.

Los positivos por Pruebas Diagnósticas de Infección Activa (PDIA) detectados en miembros de la comunidad educativa obligan a la Consejería de Educación a cerrar 100 nuevas aulas en la Comunidad.