www.lavozdeavila.com
Exposiciones: Las vidas paralelas de los hermanos Bécquer este mes en el Torreón de los Guzmanes
Ampliar

Exposiciones: Las vidas paralelas de los hermanos Bécquer este mes en el Torreón de los Guzmanes

Por La Voz de Ávila
jueves 30 de septiembre de 2021, 16:45h

Escucha la noticia

La Diputación de Ávila y el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua (ILCyL) promueven este montaje expositivo integrado por los textos del escritor soriano José María Martínez Laseca y las ilustraciones de Ignacio del Río Chicote. La muestra se puede visitar hasta el 29 de octubre y ha quedado inaugurada por el diputado de Cultura, Eduardo Duque, y el técnico del ILCyL, Jesús Bustamante.

La Diputación de Ávila y el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua promueven en el claustro del Torreón de los Guzmanes la exposición Aleluyas de Gustavo Adolfo Bécquer 1836-1870, integrada por los textos realizados por el profesor y escritor soriano José María Martínez Laseca, comisario de la exposición, y las ilustraciones creadas por el artista palentino Ignacio del Río Chicote. Este proyecto expositivo permanecerá abierto al público en este espacio público hasta el próximo 29 de octubre.

La exposición está compuesta por 36 láminas con las que se rinde homenaje a Gustavo Adolfo y Valeriano Bécquer, coincidiendo con la reciente conmemoración, el pasado 2020, del 150 aniversario del fallecimiento, casi simultáneo, de ambos hermanos. Se trata de una iniciativa artística que refleja la historia de dos vidas -la del escritor y periodista y la del artista- que discurren en buena medida paralelas. Imágenes y textos que se complementan y permiten situar la historia personal de ambos creadores en su contexto histórico.

Un recorrido por los capítulos más representativos de las vidas de ambos hermanos, entrecruzadas desde su nacimiento, la influencia familiar, la convulsa época histórica que les toca vivir a ambos, los primeros escritos en prosa y verso de Gustavo Adolfo, su estancia en Madrid, sus primeros trabajos, el matrimonio y la separación de Gustavo… Un singular viaje artístico que acerca la historia compartida por el poeta y el artista. Algunas de las imágenes recogidas en esta selección de láminas ofrecen reminiscencias de la pintura, de las biografías gráficas, del cómic, de la publicidad, de la fotografía y del cine (encuadres, planos medios, picados, contrapicados y doble pantalla para sumar historias). En otras ocasiones, las ilustraciones obedecen a una estética que mezcla la línea, el volumen y las texturas.

Las primeras diez aleluyas presentan una estética esquemática y simple, algo naif, que corresponden al nacimiento e infancia de Bécquer, como si los recuerdos de esa época no poseyeran contornos delineados y reales. Las siguientes –ocho y nueve- van introduciendo el volumen, el costumbrismo y el realismo; se trata de aleluyas más veraces, no tan esquemáticas como las anteriores. La número diez constituye un dibujo documental y costumbrista, con las características del romanticismo; fantasía, libertad creativa y estilización, que se nota posteriormente en la aleluya número doce, que recrea cuando G.A. Bécquer se traslada a Madrid. La estética de las siguientes combina el volumen, las texturas y el lápiz para alejar los planos –como en la imagen 31- con la idea de dotarlas de veracidad y contexto; se aprecia costumbrismo, romanticismo y fantasmagoría, rasgos afines al Bécquer de las Rimas y Leyendas. Otras aleluyas se caracterizan por presentar cierto grado de surrealismo y en otra de las ilustraciones el artista ha recurrido a un plano general del estudio del pintor con los objetos de su oficio, recreando así la soledad que caracteriza un espacio deshabitado. La imagen en primer plano de Valeriano Bécquer nos recuerda su muerte. Un expresionismo primitivo da pie a cerrar la serie con la aleluya que recuerda la muerte de Gustavo Adolfo Bécquer.

José María Martínez Laseca subraya en el catálogo el carácter romántico que impulsa a Bécquer y el sentimiento de frustración que le invade porque el ideal político, vital y amoroso que persigue choca con la ‘desagradable realidad’. ”Por esto, busca refugio en su mundo interior y se evade hacia el pasado o a lugares exóticos, retrotrayéndose en el tiempo hasta la Edad Media”, apunta el comisario de la muestra, que destaca que el estilo de la prosa de Bécquer resulta igual de revolucionario que el de su lírica.

Esta exposición fue inaugurada en agosto de 2020 en Soria, coincidiendo con la conmemoración del 150 aniversario de la muerte de ambos hermanos. El Ayuntamiento de Soria y el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua promovieron este montaje con la colaboración de la Asociación de Amigos del Instituto Antonio Machado de Soria. De la mano del Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, esta exposición se ha programado también durante este año en el municipal abulense de Langa y en Salduero (Soria).

José María Martínez Laseca (Almajano, Soria 1955) es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad Autónoma de Madrid (1978) y ha sido profesor de Lengua Castellana y Literatura en el IES ‘Antonio Machado de la capital soriana y de Lengua en el Centro Asociado de la UNED de Soria. Es columnista y colaborador en las páginas de cultura de Heraldo-Diario de Soria.

Ha publicado en solitario Labrantíos y Antonio Machado su paso por Soria; y en colaboración con otros autores Del oficio de poetastros, pintamonas y cronicantores, Juan Antonio Gaya Nuño y su tiempo y De hoy en un año. Ritos y tradiciones de Soria junto con Luis Díaz Viana.

Son también obras suyas La Sanjuanada o la pasión del toro (2004) y Romance de don Quijote y Sancho Panza (2005). Figura en antologías Labios del amor y de la muerte en la poesía española de hoy mismo (1985) y Cierzo soriano. Poetas para el siglo XXI (2003).

Ignacio del Río Chicote es un artista palentino. En los últimos años, se ha implicado junto a José María Martínez Laseca en la preparación de distintos proyectos editoriales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios