www.lavozdeavila.com

Carlos González

Si algo le sobra a Yony es tiempo. Y lo utiliza para reflexionar aunque no traduzca sus pensamientos a informes para sus superiores.

Cuando nos encontramos frente a la necesidad de resolver de forma multilateral un problema de convivencia, inmediatamente descubrimos que ya no es posible aplicar cualquier creencia o ideología de cualquiera de los participantes, porque los demás, los que no participan de esas creencias, se quedan absolutamente fuera de juego.

En el mismo momento que adoptamos una visión multilateral de la convivencia humana nos encontramos con la visión de las demás personas que, junto a nosotros y con total buena fe, pretenden resolver los conflictos permanentes de nuestra relación con el entorno.

Cuando dejamos de vivir en un mundo Unilateral para pasar a convivir en la Multilateralidad, quizá lo más importante es que dejamos de pensar y actuar en términos absolutos para pasar a relacionarnos en términos relativos. Ya sé que constantemente añoraremos aquella situación de certeza –a la que querremos aferrarnos cada vez que sintamos dudas- tal como el gran George Steiner dejó perfectamente descrito en su maravilloso libro, Nostalgia del Absoluto.

Es bien sabido -basta comprobarlo buscando en internet las publicaciones de la RAE- que incluso dicha palabra no está recogida en su diccionario de la lengua. Solo habla de “Multilateral”, pero no nos resuelve el problema que queremos tratar en este momento.

Hasta no hace mucho, el tema político del Medio ambiente, la ecología, el cambio climático, o la simple defensa de la Biosfera, parecía un tema bucólico, de gente radical de izquierdas, o de simples idealistas visionarios.

Las élites que gobiernen en el futuro solo podrán hacerlo utilizando el Conocimiento, entendido este en su expresión y aplicación más amplia.

Es perfectamente conocido que el ser humano es un animal territorial, a la vez que de grupo. Este grupo siempre necesita un territorio concreto sobre el que desarrollarse. Como mamífero colectivo necesitó de un espacio que dominaba para alimentarse y reproducirse. Todas las culturas, civilizaciones, imperios, reinos o simples etnias han necesitado un territorio sobre el que expandirse. Esos límites territoriales son hoy los conocidos como estados, la defensa de esa extensión ha dado lugar a las “Defensas de la Patria”, y a los hoy famosos nacionalismos.

Hay ciertas observaciones que Yony desearía explicarnos directamente, pero le está vedado. Primero porque no puede dirigirse directamente a nosotros, ¿en nombre de qué lo haría? Y segundo, teme que al no entenderlo pensaríamos que nos quiere engañar.

Como Yony vive en el estado Español, y debe informar del estado del estado, de ahí el título general, no puede por menos que observar la polémica que se ha suscitado estos días acerca del concepto de “Libertad”, en este caso aplicado a la libertad de los padres de educar a sus hijos como crean conveniente.

Se acercan grandes y nuevos tiempos porque nosotros ya intuimos que debemos, de una vez por todas, superar las viejas Religiones e Ideologías. Todas, sin exclusión alguna.

Yony es el principal testigo, y en este caso embajador de una cultura exterior al planeta Tierra, que puede certificar sin ser parte, que estamos ante unos nuevos tiempos.

Al comenzar cada año es costumbre que cada persona, e incluso cada organización, se trace nuevos objetivos, aunque sea de forma simbólica, y que inicie tímidamente su camino, aunque puede que allá por mediados de febrero los abandone por completo o se olvide directamente de los mismos.

Hay un nuevo asunto sobre el que Yony lo tiene muy claro por su larga tradición cultural, pero comprueba lo novedoso que es para nosotros, los humanos que habitamos en estados o culturas más desarrolladas aquí, en el planeta Tierra. Dicho tema es el del ecologismo y el del famoso, “Cambio Climático”.