www.lavozdeavila.com
¿Qué pasa en Cataluña? (IX): El futuro

¿Qué pasa en Cataluña? (IX): El futuro

sábado 08 de agosto de 2020, 11:41h

Escucha la noticia

Quizá una de las mejores fórmulas que podemos usar para analizar lo que pasa en Cataluña de forma científica, técnica y con explicaciones racionales, es abordar y resolver el tema como si de un enfermo se tratase y aplicásemos la disciplina científica de la medicina.
Veremos si nuestras previsiones se cumplen y acertamos al describir cual va a ser el futuro de Cataluña y del pueblo catalán. Si nuestro diagnóstico resulta acertado es que de verdad hablamos con conocimientos técnicos y podemos analizar cualquier sociedad y predecir hacia dónde va si se comporta de determinada manera.
En el caso del pensamiento del conjunto del pueblo catalán, que cree y defiende la independencia de Cataluña, así como la plasmación práctica de esa política y esa serie de decisiones, hemos de realizar previsiones a corto, medio y largo plazo.
A corto.- Estamos ante una profunda y general decepción. Muchos me dirán… no diferente de la mayoría de cubanos ante la decepción de la revolución, o ahora de los venezolanos, o en el pasado de los vencederos y creyentes de la Guerra civil española, y muchas otras sociedades. Cierto. Pero si eso ya se sabe ¿No podríamos dejar de avanzar hacia esa gran decepción?
El futuro más inmediato va a ser seguir perseverando en una lucha hacia ningún sitio, porque la plasmación práctica de esas ideas es absolutamente inviable. Son proyectos arrastrados de otros tiempos –del siglo XVIII y XIX- que tuvieron sentido en su momento. Hoy, en la Europa que se está construyendo, no tienen cabida alguna. El nivel de autonomía en sus decisiones que dispone hoy, con la legislación y el momento político actual, la Generalitat de Cataluña, es superior a la que dispone el estado español dentro de la UE. Puede el parlamento catalán regular más cosas que las que puede hacer el parlamento español frente a las directivas europeas. Por eso es imposible llevar a cabo esa pretendida independencia de Cataluña. Y, de permitir la UE esas divisiones de las posibles regiones integradas en los actuales estados, para transformarse en estados independientes, la propia desaparición de la misma UE sería cuestión de meses.
A medio.- Las tensiones de todo tipo provocarán que más empresas –con ellos los mejores profesionales- incluso los creadores y artistas, y personas en general modernas y con ganas de crear y vivir, abandonen Cataluña. Con el enorme empobrecimiento humano que ello conlleva. Poco a poco, pero en décadas se apreciará de forma clara, todo el ámbito del territorio catalán se convertirá en un lugar de rencor y rabia. Donde no cabe el futuro, solo refugiarse en la ensoñación, no ya de un esplendoroso pasado, sino en un sueño incumplido. Porque eso sí, era solo un sueño.
Una vez que se asuma la derrota y la imposibilidad de seguir por ese camino sucederá algo ya muy estudiado en la historia de la humanidad “Tan grande haya sido el empeño en el error, más años se necesitarán para restañar las heridas”.
Toda Cataluña, y en especial en el pasado sus grandes centros creativos de cultura, industria, innovación y grandes ideas en general, desaparecerán casi por completo. La ausencia de ilusión calará hasta grandes capas de toda la sociedad. En vez de ser una sociedad pujante como hasta hace una década, se convertirá en un grupo al remolque de otras zonas más creativas.
A largo.- De nuevo volverá la ola de la revancha y el rencor. Nacerá de nuevo esa Cataluña que nunca consigue avanzar y alcanzar su objetivo. Los que recuerden esta historia la contarán a la manera que de nuevo les convenga. Los niveles de adoctrinamiento volverán. Primero ocultos y con comportamientos subversivos, después a plena luz del día y tal como ha sucedido ahora, con una tergiversación completa de la realidad que seguirá adoctrinando a los jóvenes e indefensos hasta convertirlos de nuevo, a la secta.
Y otra vez de nuevo a las andadas. Que si Cataluña debe ser esto o lo otro. Que si los malos han sido unos u otros…Nunca se asumirán los errores y culpas propias.
Discursos callados y en semi-penumbra hasta que calen y… Vuelta a empezar…


Sobre el autor

Carlos González-Teijón es escritor, sus libros publicados son Luz de Vela, El club del conocimiento, La Guerra de los Dioses, El sistema, y de reciente aparición Psicología de virtudes y pecados.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios