www.lavozdeavila.com

Cataluña

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, hace “responsable directo” a Sánchez si no garantiza la seguridad de los catalanes que quieran votar en libertad el 10-N, tener tranquilidad en la jornada de reflexión y de la seguridad de la Familia Real en Cataluña.

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha señalado durante el Foro ABC de este jueves que "el PP va a seguir siendo el cerebro, el corazón y el pulmón del centro derecha, porque nuestras ideas, nuestro latido y oxígeno han permitido evitar en dos ocasiones el descalabro social y económico en España".

El líder del partido liberal ha sentenciado que si él fuera presidente 'telefonearía a Torra y le daría un plazo de 24 horas para que frenase la violencia en Cataluña'.

“Le pediré a Sánchez las veces que sean una reunión de Estado para hablar de la situación de Cataluña y consensuar las políticas necesarias”, ha asegurado el presidente de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, quien ha explicado estar dispuesto a hablar con cualquier partido constitucionalista. Ha insistido en que le pedirá a Sánchez “expresamente que rectifique y apoyen la moción de censura”.

En mi último texto, puse el dedo en la llaga de la deficiente formación universitaria de los cientos de miles de licenciados o graduados que se presentaron a las oposiciones, para ser profesores titulares en la enseñanza no universitaria, y que fueron eliminados ya en la primera prueba. Hoy quiero remachar el mismo clavo, analizando un aspecto concreto y transversal de la formación de los universitarios españoles: sus competencias lingüísticas, al terminar los estudios universitarios, en lenguas extranjeras.

El hartazgo de los lazos amarillos se ha convertido en algo insufrible. Lo que se inició como una insidiosa manifestación de solidaridad con los políticos presos y la pretensión de ser considerados como presos políticos, continuará dando la matraca…

Pretender vincular un homenaje a las víctimas del terrorismo con el aberrante empeño del independentismo catalán, supone, cuando menos, un mayúsculo despropósito.

Los que se resisten a secundar la locura nazionalista catalana, con “Z” de “nazis”, lo están pasando mal. Los jóvenes cachorros de Arran, rama juvenil de la CUP, imitando la kale borroka vasca, no paran de ejercitar la violencia contra las organizaciones, empresas y políticos que no se manifiestan a favor de la república.
  • 1

La portavoz nacional y líder de Ciudadanos en Cataluña, Lorena Roldán, ha aseguro en La Jonquera que “no hay barricada o pedrada que pueda silenciar a la mayoría de catalanes que quieren seguir siendo catalanes, españoles y europeos”.

El Partido Popular ha instado a sus grupos municipales y provinciales a presentar, para su aprobación en los plenos de sus correspondientes ayuntamientos, diputaciones, cabildos o consejos insulares, una declaración de reconocimiento a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por el extraordinario trabajo que están realizando en Cataluña para garantizar el cumplimiento de la ley, la seguridad y la libertad de los ciudadanos.

Trescientos años después tal parece que la historia tiene ganas de repetirse en España en una obra de poder y ambición, traiciones y pactos, con parecidos argumentos y muy similares protagonistas.

Son miles los libros escritos acerca de estas dos cuestiones. El Islam fue el primero, en el siglo X, en Bagdad, y el Cristianismo dos siglos y medio más tarde, ambos fracasaron en esta cuestión porque se rechazó la razón –palabra que elevó a lo más alto Tomás de Aquino en el París de 1.250- para permanecer el Mito.

Los separatistas catalanes han tomado de sus inspiradores nazis, que a su vez la copiaron de los comunistas, la ocupación totalitaria de los espacios públicos con sus símbolos partidarios, como objetivo.

Si el entusiasmo de Podemos en el hemiciclo del Congreso tras ganar Pedro Sánchez la moción de censura pudo parecer tan exagerado que hasta los propios socialistas se miraban entre sí con evidente desconcierto, lo que ha ocurrido después invita a pensar que entre los dos líderes de la izquierda existe algo más que amistad interesada, existe un acuerdo político.