www.lavozdeavila.com
El estado del estado (110): La verdad (XXXV)
Ampliar

El estado del estado (110): La verdad (XXXV)

Por Carlos González
x
bergidahotmailes/7/7/15
domingo 27 de junio de 2021, 08:30h

Escucha la noticia

En muchas ocasiones Yony se pregunta si las formulaciones teóricas son entendidas por todos y comprobamos su plasmación práctica. También es cierto que varios lectores dicen que ellos quieren ver la aplicación de dichas teorías en la vida diaria. Intentaremos demostrar la Ley de la Expansión Constante y su implicación directísima en la conducta de los Grupos Sociales Organizados (GSO).

Podríamos hacerlo con cualquier gran o pequeño imperio del pasado, tal como hizo Arnold J. Toynbee, en su famosísimo, Estudio de la Historia. Ya sabéis que en este libro analizó 27 grandes civilizaciones para intentar demostrar científicamente porqué nacen, crecen y, más importante, cuando están en la cima y parecen indestructibles, caen estrepitosamente. Pero vamos a hacerlo con el que hoy es con claridad el mayor imperio en el planeta Tierra, los EEUU de América del norte.

Comenzaremos por estudiar el Liderazgo-Cultural que da inicio a dicho estado, su “Nacimiento teórico”: Sus ideales eran luchar por la “Libertad” de los “Hombres”, como tales, sin más. Combatir contra el imperio Británico, para ellos opresor y tiránico, contra los privilegios del rey que lo representaba, y conseguir unas cartas de “Derechos” para todos los ciudadanos en igualdad de condiciones. Y, Por supuesto, sin la más mínima aceptación de opresión contra nadie. Buscaban fundamentalmente -está redactado en su constitución- alcanzar la “Felicidad” de los seres humanos.

Una vez que esas 13 colonias iniciales se asentaron como gobierno, comprobamos en la práctica que lo primero que hicieron fue invadir, de una y otra forma, los territorios hacia el oeste. Exactamente igual que cientos de años atrás, su madre, el Imperio Británico, hizo con los territorios aledaños. Se expandieron mintiendo y matando. Lo único que les quedó a los originarios ocupantes de esas tierras fue morir o terminar como ovejas encerrados en las cuadras que el amo disponía, las famosas, Reservas.

Consolidado su territorio hasta el Pacífico lucharon contra otra potencia que, precisamente, fue fundamental para que triunfasen frente a los Británicos, la nación Francesa, ya en ese momento defensora de la “Libertad del Hombre”, como ellos. En las disputas sobre el Canadá se dieron ingentes matanzas.

Cerrado el paso del norte iniciaron el del sur. Sólo con su potencia militar, sin luchar por ideal alguno, masacraron a los Estados Mejicanos, llegaron con las armas a su interior y obligaron por la fuerza a firmar a los dirigentes derrotados la pérdida de casi medio Méjico. De esa forma se expandieron a Texas, California, Nuevo México….

Cuando ya se sintieron fuertes atacaron el propio imperio español, les quitaron por las armas Cuba, Puerto rico, las Filipinas…

¿Dónde estaban, o quedaron, los “Ideales Fundacionales”? ¿Dónde la Felicidad del hombre?

Lo que vemos es que sólo hicieron una cosa, “Expandirse constantemente” a sangre y fuego. Competir contra todo el que se les puso enfrente y no se plegó a su voluntad. Quitarle las posesiones a todo aquel que fue más débil, y, hasta donde han sido derrotados –Vietnam, Corea, Bahía de cochinos- imponer su voluntad y alcanzar los máximos privilegios.

¿Vemos claramente la expansión Constante? ¿No es acaso claro la visión Dinámica de la vida? ¿No comenzaron con buenas ideas, felicidad y libertad para todos, y, cuando les convino, no masacraron a quien fuera? ¿No oprimieron –tal como ellos decían luchar contra la opresión- a todo aquél que- como ellos- intentó seguir viviendo “Su Libertad”?

¿No se ve claramente que ante la existencia de multilateralidades interactivas –otros estados, naciones, viejos imperios, nuevas naciones en formación- los EEUU se enfrentaron y doblegaron en función a su fuerza expansiva a todo el que se les puso por delante y que amenazaba sus intereses?

Y, sobre todo, dado el principio de “Confrontación constante”, ¿no lucharon contra todos y todo, incluso contra el viejo Imperio Británico, del que procedían, al que desmembraron al terminar la II guerra Mundial, quedándose con la gran mayoría de las viejas colonias, ahora llamados estados aliados, pero totalmente dependientes del Imperio estadounidense y nombrando a dedo a sus dirigentes, o, como hacen ahora, enviando un dron y matando, incluso en territorio ajeno, a aquél que osa retarlos?

Como podemos apreciar con suma claridad, no se da en los GSO otra cosa que su deseo de crecer, expandirse, intentar dominar más y más territorios, amalgamar a todos los nuevos ciudadanos, unos con más o menos derechos, otros como esclavos –tal como hicieron con los negros- otros como aliados a los que luego castigan o venden como les conviene, tal como se ha hecho siempre.

Ya, claro, antes se mataba en nombre del emperador –Asirios, Persas, Romanos- o la etnia –Judíos, Magiares, Visigodos-, luego en nombre de dios, ahora en nombre de la “Libertad de los pueblos”, ¿Acaso al masacrado le importa el nombre con el que le demonicemos y le denigremos?...

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios