4 de marzo de 2024, 1:54:27
OPINIÓN


En defensa de Occidente (XXX)

Por Carlos González

Ha quedado expresado con rotunda claridad en el documento hacia futuro de la reunión de la OTAN en Madrid: “El verdadero rival al que debemos derrotar para acceder a la final es, China”. Redactado por Occidente, ella es el verdadero enemigo sistémico.


¿Cómo debemos abordar el partido? ¿Cuál su planteamiento? – China, hoy, dispone de un equipo formidable. No conocemos fisuras en sus líneas, está bien equilibrado en defensa y ataque. Ganarle es posible, debemos hacerlo, pero no será tarea fácil. Y si queremos hacerlo, hemos de aplicar los cinco sentidos con la mejor cabeza de la que dispongamos esos días. Tenemos que comenzar ya, a estudiar todos los resortes de nuestras fortalezas, y sus posibles -escasas- debilidades.

¿Qué quieren ellos?, lo mismo que nosotros, ganar el partido, y si pueden por goleada mucho mejor. Y ya sabemos que estamos en plena semifinal, el que gane accederá a la gran final. Lo que quieren -aunque hoy no lo saben con claridad y tienen cierto batiburrillo en sus cabezas- es declarar su “Cultura” la mejor. La más importante, la que ha triunfado, y, por ello, la que han de imponer a los demás, y estos han de seguirles o sufrir las consecuencias. Lo que quieren es declarar, como en el pasado remoto, a China el “Imperio del Centro”, y esto a nivel planetario. Creen que su estructura Político-Económico-Cultural es la única válida -de ahí lo de sistémica-. En base a ello los demás han de ir, poco a poco -ya han demostrado que no tienen prisa en sus decisiones diplomáticas- adaptándose de varias formas posibles a ellos. Unos por compra económica, otros por sometimiento político por acuerdos de disfrazada sumisión, y, al final, los renuentes serán aplastados con las armas y se les declarará fuera de “Su Ley”, y por ello, penalizados por estar fuera del orden que ellos ya han impuesto.

Lo que no van a hacer nunca es crear un sistema multilateral con paridad de votos en función a estructuras económicas o índices de población en el que ellos sean uno más. No, imposible. Ellos solo conciben hoy el mundo como en el remoto pasado, “Ellos han de mandar -son los únicos verdaderos- y los demás han de… Obedecer”.

Lo que tenemos delante ya lo sabemos. En contraste con ellos, el partido para nosotros es ganar la semifinal, integrarles en la liga, y que el año que viene, o cuando puedan, nos ganen algún partido. Pero lo que ellos tienen en mente es aniquilarnos, declararse únicos jugadores válidos, y que todos los próximos partidos sean en su campo y nombrando ellos los árbitros. Debemos ser conscientes de la realidad objetiva, por ello la OTAN ha realizado esa, para mi, clara declaración. Son un enemigo “Sistémico”, o su sistema, o el nuestro. Su postura provoca que seamos absolutamente incompatibles.

Cuando preparamos un partido lo hacemos sobre el campo, ¿cuál es su delantera, su defensa, sus transiciones?, estudiamos sobre el terreno y en suposiciones de futuro. Al mundo al que vamos, y que nos estamos disputando el Liderazgo cultural, es un mundo de comercio. China es formidable en ese campo. Grandes creadores, imitadores y vendedores. Lo tienen todo. y de una tradición de al menos tres mil años.

Ellos, en realidad, y mucho antes y mejor que nosotros, inventaron y aplicaron la burocracia. Ya hace dos mil quinientos años su Confucio habló de la meritocracia y la formación de los cuadros de organizadores económicos y sociales. Ellos impusieron hace mas de Dos mil años los exámenes para acceder a las oficinas de la administración del estado y de grandes compañías.

Ahora, con el ánimo de mejorar copiándonos, y puede que al final se les vuelva en contra, han mezclado su vieja cultura con los conocimientos políticos económicos y sociales inventados en Occidente. Ellos ya no se declaran Confucianos, sino Marxistas, seguidores de un filósofo alemán y de su socio, británico, Engels.

Hasta hace poco atrasados, campesinos, rurales, pobres. En pocos decenios ya nos están superando en la tecnología 5G, y los expertos dicen que pronto, si no lo han hecho ya, nos superarán en una de las claves más importantes de la tecnología de futuro, la Robótica y la Inteligente artificial. Por su mezcla de pobreza, bajo nivel de rentas, disciplina, imposición política y dependencia del estado, pueden crear grandes corporaciones con capitales ya inimaginables para Occidente, por ello capaces de invertir en investigación hasta superarnos ampliamente, y crear productos mucho más baratos, aunque también más tecnificados. En base a sus fortalezas, cuidado con el adversario, puede meter muchos goles en poco tiempo y de forma rápida.

No hemos de dormirnos en los laureles. Sabemos que solo podemos-debemos ganar, no tenemos alternativa. Para ellos perder es integrarse en igualdad de condiciones o en el peor de los casos intentar su supremacía de nuevo. Para nosotros perder es… desaparecer.

Ganaremos, pero solo lo haremos si aplicamos… La Cabeza.

La Voz de Avila.  Todos los derechos reservados.  ®2024   |  www.lavozdeavila.com