2 de octubre de 2022, 11:23:22
OPINIÓN

Un español en Alemania (142)


La gente migra por distintos elementos

Por Jose Mateos Mariscal

¿Cómo narrar el éxodo de un país en crisis a partir de la historia pequeña de una humilde familia, la familia Mateos Mariscal que mira desde la ventana de su vivienda precaria en Alemania, procesiones interminables de caminantes cansados y hambrientos y siente el imperioso deseo de auxiliarlos?


¿De qué manera se puede hablar de una migración forzada desde la experiencia de una familia que la vive en sus propios huesos, niños que deben volverse adultos de un día para otro, de una manera cruda, para mantener a su madre y a sus hermanos en un país extranjero? ¿Cómo se cuenta el vivir una pandemia desde la experiencia de una familia en el exilio económico que se conmueve por el sufrimiento de sus connacionales? ¿Cómo, pues, acceder a la dimensión humana de la historia que hoy es presente y que mañana será memoria en más de un país?

“Este serial "Un español en Alemania" nos ayuda a entender, concientizar y comprender en ver desde el lado humano, su realidad social, política, cultural… y es que debemos de verlo desde el lado humano. La gente migra por distintos elementos que los llevan a que dejen su hogar con la expectativa de una vida mejor, digna y segura”.

El columnista Jose Mateos Mariscal presenta su serial "Un español en Alemania" y los cortometrajes ‘Inmigrantes en Alemania’, historias de migrantes en las que narra el sentir de todo aquel que parte a tierras lejanas desde su país natal.

‘Inmigrantes en Alemania’ es un popurrí de verdades de la inmigración, que muestra la lucha de unas mujeres, que se van de tierras españolas a Alemania, concretamente de Madrid a Düsseldorf; “madres solteras con hijos que están en busca de un mejor bienestar, un mejor futuro y bueno, con estas historias suceden una serie de situaciones interesantísimas, algunas divertidas y otras tristes”.

Con el objetivo de llegar al corazón de los lectores, Jose Mateos Mariscal ha recorrido distintos escenarios de Alemania, así como de Wuppertal y Colonia. Él, un escritor, un hombre apasionado por viajar, bailar y escribir, descubrió miles de historias de inmigrantes españoles en Alemania y decidió plasmarlas en su serial.
“He probado en mi piel los 'sin sabores' de las inmigraciones, a mi alrededor he visto tantas historias, en cada inmigrante que conozco hay una historia nueva, tienen tanto que contar que por eso tomé tantos retazos de vida de todo el mundo para construir estos personajes. Este popurrí de escritos con especial cuidado con la cualidad más bonita del ser humano, enaltecer mi nacionalidad española y en este caso la mujer coraje inmigrante de España”. Jose Mateos Mariscal cuenta que empezó desde el año 2015 a escribir su serial, proceso que se vio interrumpido por la pandemia del Covid-19, y el aislamiento preventivo, le sirvió para salir de las tristezas, dice que sus letras fueron su refugio y consuelo para superar su estado emocional.

“La cuarentena me obligó a disponer del tiempo, porque el tiempo de Dios es perfecto, bonito y agradable, y encontré en mis letras las válvulas de escape de todas las emociones que estaba sintiendo en ese momento, la impotencia de poder acompañar, a mi familia en España, la desolación, la nostalgia de sus recuerdos, todas esas emociones las canalicé en mis letras”. Emociones de un inmigrante español en Alemania.

Jose Mateos Mariscal se autodefine como “orgullosamente español inmigrante”, aunque nació en la ciudad de Zamora (España) un dos de julio, hace más de 48 años, llegó a Alemania, tierra de emigración de sus ancestros, donde ha vivido gran parte de su vida como inmigrante español.

Es basurero de oficio, trabaja en el Ayuntamiento de La región Nordrhein-Westfalen (North Rhine-Westphalia).

A pesar de estar lejos de Zamora y de su país natal, España, dice que jamás ha dejado su raíz como español, su estilo, y que en su esencia lleva su nacionalidad en cada letra y en cada uno de sus viajes. Por eso, con ‘Inmigrante en Alemania’ quiere invitar a sus los lectores a descubrir las emociones detrás de estos recorridos en Alemania.

“Lo que pretendo es que me lean muchos, tantas personas y que le lleguen el mensaje bonito de respetar al inmigrante, en una época donde estamos cansados de lágrimas y de tristeza, leer un artículo bonito que te deja una buena vibra con mucha alegría y una sonrisa en los labios, y como dicen en Alemania: ‘Si son flores, florecerán’”.

La Voz de Avila.  Todos los derechos reservados.  ®2022   |  www.lavozdeavila.com