31 de julio de 2021, 1:46:06
OPINIÓN


"¡Ya estamos toooos o quizás sean toaaaas!"

Por Ramón Rodríguez Casaubón

Ayuso mete al rey en el cenagal de Colón. Y no contenta con ello se reitera en su posición, no saliendo a dar una rectificación hasta un día después y obligada. En la que incide en su denuncia de que se compromete al Jefe del Estado. ¡Menuda rectificación!


Cuestiona no sólo a la jefatura del Estado, según reza en la propia Constitución española, sino a la propia democracia.

No debiera de extrañar a nadie este comportamiento pues estamos hablando de la adalid de la libertapp. Muestra sin ambages a lo que se refiere cuando habla de libertad, su libertad. La de Ayuso y el PP, es la libertapp que ya expuse en un anterior artículo. Resumiendo, esta libertapp consiste en la dictadura ejercida desde posicionamientos supremacistas sobre la gente a través del intento de control de los poderes ejecutivos, legislativo y judicial. Marca PP que VOX lleva hasta extremos únicamente superados por Ayuso.

“¿Qué va a hacer el Rey de España a partir de ahora? ¿Va a firmar esos indultos? ¿Le van a hacer cómplice de eso?”, ha declarado interrogativamente la presidenta madrileña justo antes de participar en la concentración contra los indultos. La Plaza de Colón nos está ofreciendo últimamente grandes momentos para la posteridad donde lo más rancio y totalitario de nuestro país está quedando nítidamente retratado.

Parafraseando a la señora Ayuso contextualizando sus preguntas en el reino pepero: “¿Qué va a hacer el rey peperoa partir de ahora? ¿Va a reafirmar a Ayuso? ¿Va a ser Casado cómplice de eso?”.

Antes de contestar a las preguntas planteadas una reflexión: ¡Nadie, pero absolutamente nadie, está haciendo más por el regreso de la República que las derecha y ultraderecha española desacreditando una, y otra, y otra, y mañana más, a la institución monárquica!

Si éstos y éstas son los y las que rinden vasallaje al rey Felipe VI más le vale hacerse republicano.

Pero esto viene de la legitimación de la mediocridad acompañada de un montón de cervecitas, o como lo llamaría Ayuso libertad. Recordemos su defensa del emérito hace unos meses: “Por supuesto que la ley es para todos la misma, pero no todos somos iguales ante la ley”.

De lo ocurrido el domingo en Colón podemos sacar el guion para un cortometraje: Casado abucheado; el rey mancillado por Ayuso no por ningún extremista comunista sino por la reina de los extremismos; Abascal elevado a los altares del tardofranquismo, neofascismo o cualquier otro totalitarismo caduco; Ayuso teniendo la enésima epifanía, pero esta vez sin “controlar” por el obispo Rodríguez, y demostrando quién manda en el PP o al menos quién no manda: Casado.

Bueno, pasamos ahora a la parte más compleja de este artículo, intentar que Ayuso comprenda, toca leer y que alguien se lo vaya explicando señora Ayuso:

- “¿Qué va a hacer el Rey de España a partir de ahora?”: pues cumplir con la legalidad y respetar la Constitución. Lo que le corresponde, ¡no cómo usted señora Ayuso que está para solucionar problemas y no crearlos! como acaba de hacer por enésima ocasión.

- “¿Va a firmar esos indultos?”: si no los firma se estaría saltando la Constitución a la torera. ¿Es eso lo que usted pretende señora Ayuso? ¿Quiere una monarquía inconstitucional?

- “¿Le van a hacer cómplice de eso?”: vamos a ver señora Ayuso que usted es la presidenta de España pues como dijo en su día: “Madrid es España dentro de España. ¿Qué es Madrid si no es España?”. Si Madrid es España y usted es la presidenta de la Comunidad de Madrid … Usted es la presidenta de España. ¡Es más, usted es España! Toda una presidenta de España, eso sí, que no sabe aún como funciona su país. España es un Estado democrático, de derecho y de bienestar cuya forma política es una monarquía parlamentaria. El sistema de gobierno se basa en la soberanía nacional, la división de poderes y un sistema parlamentario. Es un sistema parlamentario por el papel central que tiene el poder legislativo o Parlamento. La soberanía nacional corresponde al pueblo español, es decir, todos los ciudadanos son titulares del poder público y de él derivan los poderes legislativo, ejecutivo y judicial. Quizás esta última parte es la que no termina de comprender usted por su carácter totalitario a la hora de entender la vida. Ya sabe, le hablo de su libertapp.

¿Hay que explicar esto a Ayuso porque no lo entiende o porque no lo comparte? Sea cual sea la respuesta no la deja en buen lugar. Aunque mucho me temo que la respuesta es ambas cosas a la vez y entonces quien no queda en buen lugar es el PP. O mejor dicho, queda en su lugar, exactamente el que le corresponde, el de fotos de Colón, nostálgicos de regímenes monárquicos totalitarios o el de la casa común donde nació VOX. Ese partido que queda a la izquierda de Ayuso y cuyos simpatizantes abuchearon y llamaron “cobarde” a Casado a su llegada a la plaza de Colón.

El supuesto, a tenor de cómo se comporta Ayuso, líder del PP aclaró ayer que Felipe VI ejerce la monarquía parlamentaria “de manera impecable”. Bueno … no sé si lo ha consultado con Ayuso puesto que en cuanto firme los indultos será “cómplice” de no sé qué felonía. Quizás PP o VOX lo lleven a los tribunales, y cuando digo PP me refiero a Ayuso.

¡Ay, Casado! ¡cuán grande te queda cualquier cosa que no sea sacarte un máster en la Rey Juan Carlos de esa manera que tú y Cifuentes sabéis!

¡Ay, Ayuso! ¡cuán grande te queda cualquier comparecencia en la que no leas o te hayas aprendido de memoria lo que te escribe Rodríguez!

Neologismo que define la libertad del PP. Libertapp:

  1. f. Facultad natural que tiene el hombre o mujer del PP de obligar a obrar de una manera o de otra al trabajador o trabajadora, y de no obrar tan sólo si eres del PP, por lo que es responsable de sus actos siempre y cuando no utilice la frase: “Ese señor o esa señora de la que usted me habla”.
  2. f. Estado o condición de quien no es esclavo, pero sí trabajador asalariado bajo un gobierno del PP. Es decir, no se es esclavo, pero sí Pesclavo.
  3. f. En los sistemas democráticos, derecho de valor superior que asegura la libre determinación de las personas siempre y cuando te lo garantice un gobierno del PP.
  4. f. Prerrogativa, privilegio, licencia para poder tomar una caña de tarde en tarde y si puede ser sin dejar de trabajar. Salvo si eres del PP que puedes tomarte las que te parezca e incluso, en alguna ocasión, intentar trabajar.
  5. f. Condición de las personas no obligadas por su estado al cumplimiento de ciertos deberes sólo si eres del PP, si no, estás categóricamente obligada a lo que diga el PP.
  6. f. Desembarazo, franqueza, para mostrar tu auténtica cara si eres del PP permitiendo que linchen a la prensa si sus preguntas no te gustan.

Sin más quiero recordar unas palabras de Soul Etspes:

“La democracia en manos de patanes se convierte en un sistema insostenible que avanza hacia una dictadura más que previsible”.

La Voz de Avila.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.lavozdeavila.com