www.lavozdeavila.com
Las palabras del Alcalde tras la inundación son “terriblemente desafortunadas”
Ampliar

Las palabras del Alcalde tras la inundación son “terriblemente desafortunadas”

"No hay mal que por bien no venga"... fueron las desafortunadas palabras del alcalde de Ávila tras las inundaciones del viernes.

El grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila considera “terriblemente desafortunadas” las palabras de José Luis Rivas, alcalde de Ávila, que tras la inundaciones ocurridas en la jornada del viernes ha señalado que “no hay mal que por bien no venga”, intentando relacionar de forma directa las lluvias con la posible mejoría de la situación de los embalses y pantanos.

Palabras “desafortunadas” por parte del primer edil de la ciudad después de jornada en la que, junto al importante caos circulatorio, se han producido daños en establecimientos privados, en vías públicas, en instalaciones como el pabellón de San Antonio o el Crematorio Municipal e incluso se ha tenido que intervenir de urgencia en la Muralla.

“Después de todo lo ocurrido, los abulenses merecen algo más por parte de su alcalde que un ‘no hay mal que por bien no venga’” se indica desde la formación de izquierdas, que critica que el Equipo de Gobierno, con su alcalde a la cabeza, siguen sin “asumir las responsabilidades de su cargo. Y las lluvias del pasado viernes han vuelto a poner en evidencia el mal estado en el que se encuentra en la ciudad, su nulo mantenimiento y cuidado en el día a día”.

Si bien es cierto que el grupo municipal de Izquierda Unida reconoce la intensidad de la lluvia y la importante cantidad de agua caída en la jornada del viernes, no es menos cierto que “lo imprevisible de lo acontecido no puede ocultar la nefasta gestión de la ciudad que está realizando el Partido Popular”. Nefasta porque “el mantenimiento es nulo, los imbornales no se limpian como debieran durante el año y el resultado han sido calles y espacios públicos totalmente anegados”. Una situación que “debería sonrojar a los responsable municipales”, como ha ocurrido con el pabellón de San Antonio. “Ver la instalación municipal convertida en poco menos que en una piscina cubierta ha sido bochornoso”. Y en este punto no olvida la formación de izquierdas la responsabilidad de aquellas empresas que han realizado los trabajos de aislamiento en el pabellón deportivo, limpieza de imbornales o vías públicas. “La falta de fiscalización y seguimiento de estos trabajos provoca este tipo de situaciones” indica Izquierda Unida, que pide a este respecto “mucha más vigilancia y exigencia de responsabilidades por parte del Equipo de Gobierno del Partido Popular”.

Es por ello que desde el grupo municipal de Izquierda Unida se pide al alcalde de la ciudad, José Luis Rivas, una rectificación en sus palabras. “Tras lo que hemos visto y vivido este viernes los abulenses merecen una valoración de lo ocurrido mucho más meditada y responsable. Sus palabras están muy lejos de lo que necesita en estos momentos la ciudad, y es una seria autocrítica por parte del Equipo de Gobierno del Partido Popular”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de La Voz de Avila
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.